Popular Post

Popular Posts

Sígueme por Email

Chat

19 ene. 2017


70 – Prólogo a la selección


En el patio del clan tribal Lian, Yao Yuan entrecerró los ojos mientras miraba a las grandes palabras en el cielo. Recordó que la gran águila era conocida como un Águila Divina de Viento, especialmente criadas por el Jin Long Wei.

Estas Águilas Divinas de Viento fueron alimentadas con carne de bestia feroz desde una edad temprana, y poseían una inteligencia muy alta, y debido a su velocidad y agilidad, eran capaces de volar en el vasto desierto.

Anteriormente, cuando el Jin Long Wei hizo los mapas, ya habían indicado todas las ubicaciones de las pequeñas tribus. Ahora, ¡los miembros del Jin Long Wei habían enviado a las Águilas a todas las pequeñas tribus a transmitir las noticias acerca de la selección del Reino!

Esta gran fila de texto se dejó arder en el cielo durante una hora antes de disiparse lentamente.

En la montaña del clan tribal Lian, Yi Yun estaba apoyado en una gran roca mirando a las palabras, mientras comía una brizna de hierba.

[Diez personas... ¡decididas por la tribu!] Yi Yun comenzó a cavilar sobre el significado de las palabras. Obviamente, el Jin Long Wei planea llevar a cabo la selección de guerreros en el clan tribal Tao. Para un pequeño clan, tal como el clan tribal Lian con sólo diez lugares, ¡el proceso sería más sencillo si la tribu eligió las diez personas por sí mismos!

[¿Elegido por la tribu? ¡Je!] Yi Yun se burló pues era obvio que los diez lugares serían examinados por Lian Chengyu y el resto de los miembros más fiables del campo de preparación de guerreros. En cuanto a Yi Yun, era considerado un “muerto” en la tribu. No importa qué método de selección utilizaran, Yi Yun no sería elegido.

Yi Yun escupió la brizna de hierba en la boca y un pensamiento vino a él;

[Tres días más tarde, al mediodía... ¡voy a conseguir mi lugar por mí mismo!]

******

Al mismo tiempo, en el patio del clan tribal Lian, copos de nieve caían lentamente. Lian Chengyu yacía sobre una piel suave de animal, ya que escudriñó las grandes palabras en el cielo.

Desde que él no pudo abrirse paso hacia el reino Sangre Púrpura, Lian Chengyu había estado tumbado en la cama durante varios días. Su cara había sido pálida, y carece de sangre todos los días. Dio la sensación de un erudito débil.

Debido a que era físicamente débil, había estado tumbado en una silla con montones de piel de animal suave. Fue llevado alrededor de dentro y fuera de la casa, y fue servido por esclavas en todas partes.

En este momento, Lian Chengyu fue rodeado por cuatro criadas que estaban esperando órdenes. Eran alrededor de diecisiete años. Estaban ya sea con un plato de carne curada seca, fruta o una cacerola de carbón.

El día era frío y las cuatro criadas había estado de pie en la nieve durante cuatro horas.

Estaban lejos del fuego, para que no pudieran disfrutar de su calor. La cara, las orejas y las manos estaban rojas por el frío. A causa de la nieve, los zapatos de lino estaban mojados atrapando sus pies entumecidos en un entorno similar a una caverna de hielo.

Pero aun así se mantuvieron altas y rectas sin moverse. Llevaron a cabo los artículos en sus manos correctamente, a pesar de que sus brazos se habían vuelto muy entumecidos.

Unas criadas mordisqueaban sus labios mientras estaban casi a punto de desmayarse. Ellas desesperadamente lo hacían porque sabían que si se movían, ¡su resultado sería desgraciado!

Todos estos días, habían estado esperando en el aspecto enfermizo de Lian Chengyu, y era propenso a cambios de humor, ¡haciéndole muy aterrador!

Hace tres días, una criada al lado de Lian Chengyu había derramado accidentalmente la papilla en la alfombra de piel de animal cuando ella estaba trayendo la papilla. Como resultado, Lian Chengyu le rompió las cuatro extremidades y la ató en la cámara de leña por dos días y dos noches sin proporcionar comida y bebida.

Esa sirvienta estaba probablemente casi muerta.

Pero nadie se atrevió a darle una mirada, ni nadie se atreve a darle nada de comer o beber.

En el pasado, cuando Lian Chengyu venció o regañó a la gente, no iría tan lejos como quitarle la vida, pero ahora, a los ojos de estas criadas, Lian Chengyu se había convertido en una mala bestia. Lo más aterrador era que su rostro no mostraba ningún rastro de intento asesino antes de matar.

Podía estar riéndose un segundo, y en el segundo siguiente iba a sacar un cuchillo para apuñalar a ciegas, cortar la lengua y crucificar antes de realizar en una urna.

[¡Chengyu, el examen se iniciará en tres días!] En este momento, una persona había entrado en el patio. Era un hombre de mediana edad vestido de verde.

En todo el clan tribal Lian, sólo había unos pocos que podrían abordar a Lian Chengyu como “Chengyu”. Fueron sobre todo los ancianos del clan tribal Lian, en cuanto a la única persona ajena cualificada, tenía que ser instructor del campo de preparación de guerreros, Yao Yuan.

[Sí, lo he visto.] Lian Chengyu respondió débilmente. Nunca había esperado que fuera a estar en un estado tal.

Con la esencia de hueso desolado dejar de trabajar y su fracaso de romper a través del reino Sangre Púrpura, ¡Lian Chengyu había recibido un shock demasiado grande!

Había acumulado todos los bienes de su casa, pasó toda su fortuna, y quemaron los puentes sólo para una apuesta, pero cuando llegó el momento, fue destruido sin descanso.

Toda su vida había practicado artes marciales, durante una década por un sueño, y al igual que hizo el último paso hacia el éxito con la selección del Reino, ¡había fracasado por completo!

Cuanto mayor es la esperanza, mayor es la decepción. Se evidenció por los vómitos furiosos de Lian Chengyu de sangre fresca en el altar.

[Chengyu, había sido provocado por la ira, provocando que te hieras los meridianos. Esto no es una lesión de luz y necesitará mucho descanso. Durante este período, no debes utilizar las artes marciales, ni debes hacer circular la energía de tu cuerpo. Lo mejor es que ni siquiera te muevas, o puede haber un daño permanente.] Dijo Yao Yuan mientras miraba pensativamente a las cuatro criadas por el lado de Lian Chengyu.

Lian Chengyu envolvió su cuerpo dentro de la alfombra de piel de animal y dijo;

[Lo tengo. Instructor de Yao, mira mi cuerpo, ¿cree que voy a estar completamente bien cuando comienza la selección?]

Yao Yuan respondió:

[Tú ya te ha recuperado un montón. Deberías estar bien en otros cuatro o cinco días. El Jin Long Wei te acompañará al clan tribal Tao, y te instalara. Tendrán que preparar el campo de exploración, tendrás un día o dos. En el momento del examen, habras recuperado tu condición primordial.]

[Está bien, eso es bueno.] La voz de Lian Chengyu era muy tranquila, pero cuando hablaba, ¡sus ojos brillaron con una mirada fría que hacían latir el corazón!

Fue una combinación de veneno, repugnancia y odio hacia el mundo.

Era difícil saber cuál será el impacto de la falta de avance en el reino Sangre Púrpura había hecho a la psique de Lian Chengyu.

Parecía odiar todo lo que le rodea.

¿Por qué tenía que pasar por todas estas tribulaciones, y cruzar este camino lleno de baches?

¿Por qué el cielo roba mi última oportunidad?

Si había un cielo, ¡yo te maldigo al olvido! Si había un Dios, ¡le maldigo a caerle un rayo!

Al ver el comportamiento de Lian Chengyu, Yao Yuan no sabía qué decir. Él sólo lo consoló:

[Chengyu, no te desanimes. Es posible que hayas fallado a la penetración en el reino Sangre Púrpura, pero todavía tienes un alto riesgo de pasar la selección del Reino. La selección del Reino es sobre todo para ver tu potencial, que tan alto es tu cultivo actual.]

No ocultó deliberadamente sus palabras de las criadas, para estas cuatro criadas sabían mejor que ir alrededor de lo ajeno.

[Sí, lo sé. Instructor Yao, tendrá problemas en la elección de nueve personas del campo de preparación de guerreros. En ese momento, me van a acompañar al clan tribal Tao.]

Incluso después de escuchar las palabras consoladoras de Yao Yuan, Lian Chengyu todavía no estaba de muy buen humor. No sólo había planeado pasar la selección del Reino, pero planeado una conmoción y pavor, ganando la atención de los peces gordos del Jin Long Wei, lo que le permitió ser nombrado como “Reino Caballero”, o incluso convertirse en un Jin Long Wei de los Cien hogar o Mil hogar.

Pero ahora, ya no se garantiza que iba a pasar la selección. Era imposible para él hacer progresos en un corto tiempo.



ANTERIOR            SIGUIENTE

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © 2013 Selene - Kurumi Tokisaki - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -