Popular Post

Popular Posts

Sígueme por Email

Chat

25 mar. 2017


366 – Serpiente Dragón de Mil Años (parte 11)


La espada de plata en la mano de Xuan Yuan Che no se veía muy fuerte, pero con movimientos rápidos, Xuan Yuan Che apuñaló en la boca de la pitón.

La pitón tenía su boca abierta justo encima de la cabeza de Xuan Yuan Che. Líquido goteaba de su boca sobre la ropa de Xuan Yuan Che.

Bajo la boca grande, Xuan Yuan Che parecía muy pequeño.

[¡Maestro!] Qiu Hen y los otros sintieron como si su corazón se había detenido.

Era demasiado peligroso.

Du Gu Ye que se aferra a Liu Yue miró a Xuan Yuan Che y frunció el ceño.

Con una mirada feroz en su cara, Xuan Yuan Che gritó y agarró la espada que estaba atrapada en la boca del pitón. Con todas sus fuerzas, trasladó la espada a través de la nariz hasta la parte posterior de la pitón.

En un momento rápido, la parte rígida entre la boca y la cabeza se redujo a la mitad.

La sangre salpicó toda la cara de Xuan Yuan Che.

Mu Rong Wu Di que estaba cargando hacia adelante para ayudar a su príncipe se detuvo en seco y miró a la pitón con sorpresa. Él sabe lo difícil que era la cabeza de la pitón... Para poder cortarla de un solo golpe…

La pitón gigante sintió el dolor y se volvió aún más loca.

Su cabeza se movió alrededor mientras lanzaba en su cola hacia Xuan Yuan Che.

Xuan Yuan Che estaba cubierto de sangre y tenía un aspecto muy frío en sus ojos. Esos eran los ojos de alguien que está listo para cazar. Era tan oscuro como la noche.

Xuan Yuan Che resopló y no esquivo. En su lugar, cargo hacia adelante con su espada y atacó a la cola de la serpiente pitón.

La espada se movió muy rápidamente, al igual que un rayo.

La pitón y Xuan Yuan Che intercambiaron posiciones a medida que iban más allá. La pitón se retorció, ya que se cuerpo está dividido abierto.

Qiu Hen y Yan Hu que estaban corriendo hacia adelante abrieron sus ojos y dejaron de moverse. Su maestro se había vuelto loco.

Todo el cuerpo de la pitón quedó erguido mientras cargaba hacia Xuan Yuan Che de nuevo.


Recibiendo la invitación a luchar, Xuan Yuan Che se dio la vuelta y se carga hacia la pitón de nuevo.



Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © 2013 Selene - Kurumi Tokisaki - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -