Popular Post

Popular Posts

Sígueme por Email

Chat

30 jul. 2016


279 – Ceremonia (parte 9)


Era similar. Demasiado similar. Se veía exactamente igual a la sangrienta Mu Rong Liu Yue de hace tres años.

No. Eso no es posible. Mu Rong Liu Yue estaba en las fronteras de Tian Zhen. ¿Cómo podía estar en Hou Jin? No fue posible.

Por otra parte, Mu Rong Liu Yue es una chica y Liu Yue es un hombre. ¿Cómo podría ser esto?

Mu Rong Liu Yue... Liu Yue... Los nombres son básicamente los mismos.

Su corazón se tensó y se le pusieron los pelos de punta. No. No es posible. Ellos no pueden ser la misma persona.

Sí. Ellos no pueden ser la misma persona. Todo esto debe ser una coincidencia. Una coincidencia…

En su corazón, él quería que fuera una coincidencia. Sin embargo, en la cabeza, empezó a pensar de otro modo. Fei Cheng Lie comenzó a temblar incontrolablemente.

[Padre. ¿Qué ha pasado?] Yan Fei vio el cambio en la expresión de su padre y le preguntó de forma preocupante:

[Padre, ¿qué está pasando? La expresión en sus ojos no se ven tan bien... tú…]

La expresión en los ojos... Los ojos…

Fei Cheng Lie se acordó de algo. No podía oír lo que Fei Yan había dicho después de esa frase.

Eran los ojos. Esa mirada en los ojos de ese niño antes de desaparecer...

Era una mirada oscura, llena de crueldad y frialdad

Esos ojos…

¡Explosión! Fei Cheng Lie se levantó de un salto y su expresión se puso muy seria. Su cara parecía como si toda su sangre se drenó y no podía dejar de temblar.

Esos ojos… Él recordó. Recordó dónde había visto esa mirada antes.

Después de haber servido en Tian Zhen durante veinte años, era una de las personas más cercanas al dueño de esos ojos. Observó que el hombre creció de un niño pequeño al genio sin par que es hoy. Había visto los pasos que el hombre llevó a convertirse en uno de los pilares de apoyo de Tian Zhen. Observó mientras que el hombre se convirtió en una de las personas más buscadas en el Reino Jin Hou, alguien que debe ser eliminado.

Él era el Rey de Yi de Tian Zhen, Xuan Yuan Che.

Fue él. Ese Xuan Yuan Che quién quedó atrapado en el mar de llamas. El eterno Xuan Yuan Che de hace tres años. Él viene golpeando.

El cuerpo de Fei Cheng Lie se sentía débil y se estremeció. Se sentía como su corazón estaba a punto de saltar fuera de su pecho. Fue Xuan Yuan Che. Xuan Yuan Che.

[Padre. ¿Qué te ha pasado? ¿Qué podría haberte hecho sentir miedo? ¡Padre!]

Al ver cómo se comportaba su padre, Fei Yan que acababa de despertar inmediatamente saltó de su cama y le preguntó con miedo.


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © 2013 Selene - Kurumi Tokisaki - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -